Dermatitis Seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica por la cual se produce una hinchazón en las zonas de la piel con mayor cantidad de glándulas sebáceas.

Este proceso crónico está caracterizado por la formación de escamas que se van desprendiendo fácilmente.

Las zonas de inflamación que suelen ser más afectadas son los párpados, la piel de atrás de las orejas, caras laterales de la nariz, el cuero cabelludo, sumándosele, en ocasiones, las áreas submarinas, los pliegues cutáneos, los glúteos y la ingle. Además de la inflamación, puede ir acompañado de picazón y enrojecimiento de la piel.

La pérdida del cabello suele estar asociada a estar enfermedad.

En muchos casos puede complicarse con infecciones bacterianas o micóticas secundarias

En los adolescentes y adultos, la dermatitis seborreica es habitualmente conocida como caspa. En el caso de los bebés es conocida como costra láctea. Aunque se trata de una enfermedad que puede sobrevenir a cualquier edad, su mayor expansión se observa de las dos semanas a tres meses de vida y entre los 30 y 60 años, en varones sobre todo.

Se considera que existiría una transmisión hereditaria teniendo en cuenta la enorme incidencia que se observa en algunas familias.